¿Qué es el silencio sexual?

¿Has oído hablar del silencio sexual? Suele ocurrir que algunas mujeres o algunos hombres no sienten el deseo de hacer el amor con su pareja o, en general, que no tienen ganas de acostarse con alguien, aunque sean solteros.

Esto es exactamente lo que queremos decir cuando hablamos de silencios sexuales. Pero, qué puede llevarnos a manifestar esta carencia?

¿Qué se entiende por silencio sexual?

Como dijimos anteriormente, puede suceder que algunas personas no tengan el deseo de mantener relaciones entre sí y, por lo tanto, de experimentar el silencio sexual.

Es posible que la mayoría de nosotros no sepa esto, pero el deseo sexual no es algo que se presente de la misma manera en todas las personas, ya que se ve afectado por varios factores y lo veremos en breve.

Seguramente en la vida le puede pasar a cualquiera que no quiera hacer el amor con su pareja, pero la pregunta cambia cuando ese desinterés perdura en el tiempo y lleva al malestar. Esta falta de deseo puede estar asociada a un trastorno real si durante seis meses el sujeto en cuestión no tiene un interés erótico y muestra una falta total de pensamientos eróticos.

Pero, cuál es la base de todo esto?

Causas de la disminución del deseo sexual

Entre las causas ciertamente podemos incluir el estrés, pero no solo eso: puede suceder que un tema llegue a eclipsar el sexo, que necesita tiempo y mucha calma, debido a un período bastante estresante.

En la base también puede haber problemas relacionales, variaciones hormonales o una educación muy rígida sobre la sexualidad. En cuanto a las variaciones hormonales, cabe destacar que las hormonas son fundamentales si hablamos de deseo sexual, ya que son precisamente las variaciones hormonales las que alteran la libido.

Piense en una mujer que se acerca al período de la menopausia: al producir menos testosterona, solo puede tener un menor deseo de hacer el amor. Varias enfermedades físicas también pueden conducir a este silencio sexual.

En algunos casos, sin embargo, puede derivar de la falta de atracción física hacia la pareja o del hecho de que el amor ha terminado o, de nuevo, también puede depender del hecho de que uno no se sienta bien con su cuerpo o de haber experimentado trauma en el pasado, malas experiencias que pueden generar una relación postraumática con el sexo en los afectados.

Como hemos dicho, el silencio sexual también puede afectar a los solteros.

En este caso, la falta de ganas de mantener relaciones sexuales puede estar asociada al miedo a volver a meterse en el juego y, por tanto, a la actitud de querer encerrarse en el propio mundo, quizás a raíz de una decepción sentimental que se ha sufrido.

¿Cómo superar el silencio sexual?

Como hemos visto, las causas pueden ser diferentes: por eso decíamos que el deseo sexual está condicionado por varios factores y dinámicas.

Llegados a este punto quizás te estés preguntando qué hay que hacer para desbloquear la situación: sin duda es importante comprender las causas que, como hemos visto, pueden ser de diferente naturaleza, física o psicológica.

Para poder vivir y afrontar este problema, también se pueden seguir valiosos consejos, veámoslos a continuación.

  • Acepta el problema y date cuenta de que nuestro cuerpo también puede llegar a vivir estos momentos de silencio sexual. Ciertamente no es algo que no pueda o no deba suceder, por lo que es fundamental aceptar lo que sientes o más bien lo que no sientes. Ignorarlo ciertamente no te ayudará a resolver tu problema, todo lo contrario.
  • Habla con tu pareja al respecto. Si estás en pareja, debes involucrar a tu pareja para que comprenda lo que estás sintiendo. El riesgo, de hecho, es que podría insistir e intentar acercarse a ti, provocando cualquier cosa menos el deseo sexual.
  • Restaura la intimidad de antaño. Además, si sois pareja, puede resultar útil intentar restablecer la complicidad del pasado. Intenta crear momentos románticos y desenfadados para las parejas, con el fin de reavivar el deseo y la confianza en el otro.
  • Confía en los demás. Si eres soltero, intenta salir de tu zona de confort y ábrete al mundo tratando de pasar el rato con gente interesante. Solo así podrás intentar recuperar la confianza en los demás.
  • Pide ayuda: Si te das cuenta de que la falta de deseo sexual sigue persistiendo, pide ayuda a un psicólogo profesional para intentar entender no solo si el problema tiene raíces en la pareja o no, sino también qué puedes hacer para solucionarlo. .

 

Casaleiz Psicología

Nuestro mundo interno es psicológico y no lógico. Casaleiz Psicología 644 299 079

Decir que ser humano no resulta fácil puede parecer un poco simple. Tenemos que hacer frente a todos los desafíos que nos encontramos a lo largo de nuestra vida.

Lo que si parece extraño es que en este mundo tan desarrollado, al menos en parte, donde tenemos todo lo que necesitamos; alimento ,agua, seguridad, ropa, estímulos sociales

cada vez nos encontramos menos satisfechos con nosotros mismos.

Todo esto hace que nos sintamos más patéticos por nuestra condición humana, ¿Cómo es posible que las misma personas que lo poseen todo, en términos relativos, se preocupen

tanto por el futuro, se cuestionen constantemente los fallos del pasado o se sientan abrumados por sus temores y dudas personales?

La respuesta a todo esto es simple: las mismas capacidades que nos llevan al éxito nos conducen también a nuestras luchas internas( Russ Harris,2020)

Mundo interno y externo

La mente humana es un órgano de solución de problemas, detecta peligros, analiza situaciones, predice resultados y sugiere vías de actuación.

  • Si no me gusta el color de las paredes puedo cambiarlo,
  • Si no me va bien en el trabajo puedo intentar cambiar,
  • Si me encuentro un filete de carne en mal estado en mi nevera, lo cojo y lo tiro a la basura.

Todo esto en el mundo exterior funciona de maravilla ,pero cuando estas capacidades lógicas se ponen en funcionamiento en el mundo interior, la vida humana se convierte en un

problema a resolver, más que en un «proceso a vivir». Comienzas a caer en la trampa. Tu vida queda en suspenso y comienzas a librar tu guerra interior. La razón que esto sea así

es muy sencilla: Nuestro mundo interno* no es «lógico» es «psicológico».

Para ello, la Terapia de Aceptación y Compromiso te acerca a lo valioso , a lo que realmente es importante en tu vida. Sin tener que renunciar a vivir.

Si quieres saber cómo, sólo tienes que contactarme a consulta@casaleizpsicologo.es y al 644 299 079

Casaleiz Psicología

 

Bibliografía: Cuestión de confianza(Harris, R.2020)

 

  • Mundo interno. Mundo de las emociones, pensamientos, sentimientos. El mundo de los eventos privados.

¿Es realmente posible cambiar los malos hábitos? Casaleiz Psicología 644 299 079

¿Ha estado tratando de dejar de fumar o gastar dinero en cosas que no necesita durante años o para detener otros comportamientos que le causan molestias pero que no puede eliminar?

Los malos hábitos suelen estar muy arraigados y son difíciles de eliminar.

No es solo una cuestión de fuerza de voluntad y autocontrol. Los malos hábitos consolidados responden a algunas necesidades básicas y nos permiten obtener sensaciones que deseamos intensamente, incluso si traen consigo muchas consecuencias negativas, por esta razón luchamos tanto para dejarlos ir.

Para perderlos, es importante cambiar el patrón mental que es la base de la fijación.

Estos son los primeros pasos básicos para cambiar los malos hábitos:

  • Escucharte. Trate de entender qué necesidad está tratando de satisfacer. El primer paso fundamental para cambiar un mal hábito es pensar en las razones que lo empujan a ponerlo en práctica.
  • Busque una forma alternativa y más saludable de satisfacer esa necesidad. Recuerde que si alimenta una necesidad, es importante, y no puede pretender no alimentarla e ignorarla. Volverá y, en poco tiempo, se encontrará recuperando los comportamientos habituales. Libera tu mente y da espacio a toda tu creatividad, piensa si se le ocurren otras formas más saludables de satisfacer esa necesidad.
  • Fíjese una meta concreta y alcanzable. Quiero perder peso o gastar menos dinero es un objetivo demasiado general, tienes que cuantificar cuánto quiere perder peso o ahorrar. Recuerde siempre que el objetivo debe ser realista y alcanzable, de lo contrario está destinado a fracasar.
  • Dése un tiempo razonable. Establezca una cantidad de tiempo razonable para alcanzar su objetivo y luego haga un balance de lo que funcionó o falló. Finalmente, recalibre su objetivo para hacerlo más realista.
  • Continúe paso a paso: debe ir en pequeños pasos y aumentar gradualmente el nivel de dificultad.
  • Piense en el día en que ya no tendrá su mal hábito tan odiado, concéntrese en las emociones y sentimientos positivos que siente y en todas las mejoras que podrían ocurrir en su vida.
  • Busque un entrenador, un aliado que pueda estimularlo sin prejuicios y que pueda celebrar sus éxitos con usted, una especie de entrenador que lo alienta a no darse por vencido.
  • Rompa los automatismos. Los hábitos a menudo están vinculados a automatismos y rutinas. ¡Cambia, cambia, cambia! Desde el camino que va a trabajar hasta la organización de su día. Haz pequeños cambios, ponte a prueba, demuestra que la rutina puede romperse,
  • Reconozca sus grandes éxitos. ¡Dése un premio que recuerde que lo hizo y que cambiar es agotador pero siempre posible!

 

Casaleiz Psicología

644 299 079

Salir de la crisis. Optimismo vs Realismo

Salir de la crisis. Optimismo vs Realismo

Hay una buena historia que me viene a la mente cada vez que me encuentro inmerso en una situación negativa de la que no sé cómo salir y no sé cuándo terminará. Esta historia me ayuda, porque me recuerda la mejor actitud mental para intentar salir, no sólo ileso, sino también en algunos casos reforzado.

Se llama «La paradoja de Stockdale» y toma su nombre de Jim Stockdale, un oficial del ejército estadounidense que fue a pelear la guerra en Vietnam. Fue capturado y encarcelado durante ocho años.

Ocho años es mucho tiempo: 8 cumpleaños, 8 navidades, 8 privaveras, 8 aniversarios de bodas. Ocho años durante los cuales sufrió aproximadamente 20 torturas antes de que pudiera ser liberado. Sin embargo, Stockdale ha sobrevivido y su historia tiene algunas cosas importantes que enseñarnos, que también nosotros podemos extrapolar y adaptar a nuestra situación.

1. Esperanza.

Como primera lección, Stockdale dijo que durante todo este período nunca perdió la esperanza de algún día poder salir de ese infierno. Personalmente, creo que la esperanza es algo casi mágico, energizante, y ninguno de nosotros debería perder la relación con esta dimensión. Todos tenemos que cultivar esperanzas, tenemos que confiar. A menudo, sin embargo, desesperamos y dejamos todo, ya que son grandes tentaciones.

Para esperar, en cambio, necesitas dedicación, perseverancia, compromiso. Así que espero en el futuro, espero que tarde o temprano entendamos cómo salir de esta situación. Al final, se trata de tener fe, pero no tanta fe en un sentido religioso: fe en el mañana, en lo desconocido, en el futuro. Fe que tarde o temprano esta historia tendrá un final feliz.

2. Atención al optimismo.

La segunda cosa que Stockdale nos enseña es que notó que cuanto más optimista era la persona, menos posiblidades tenía de sobrevivir al cautiverio. Esto parece una contradicción con lo que se acaba de decir, pero en realidad no lo es.

Aquellos que durante el cautiverio de Vietnam, de hecho, no pudieron sobrevivir, fueron los que dijeron: «Vamos, que para la próxima Navidad estaremos fuera». Y luego no sucedió, luego dijeron: «Vamos, todos saldremos para la próxima Pascua, lo lograremos». Pero todavía nada, y luego: «Tal vez sea la próxima Navidad, la próxima Pascua», pero en realidad su expectativa optimista sobre el futuro fue rápidamente ignorada.

Ahora, una actitud positiva de este tipo es el hijo, en mi opinión, de un pensamiento positivo ingenuo, que probablemente a corto plazo ayudó a los soldados a defenderse de la brutalidad de ese presente, pero a largo plazo en realidad no hizo más que aumentar su frustración.Los soldados que defendieron esta filosofía, en otras palabras, no miraron la brutalidad de la situación a la cara y, al final, una decepción tras otra, se dejaron hundir en la apatía, dejándose morir.

Entonces, cuando enfrentamos una crisis y no sabemos cuándo salir de ella o cuándo terminará, tal vez también deberíamos considerar el punto de vista de Stockdale. En otras palabras, no debemos perder el contacto con la realidad, no debemos negar que estamos viviendo una situación terrible, pero al mismo tiempo no debemos perder la esperanza de poder salir de ella.

Por otro lado, ver la realidad tal como es,es la mejor manera de tomar nota de lo que está sucediendo y, por lo tanto, tomar las contramedidas correctas. Es el primer paso para tomarnos de la mano y comenzar a fortalecernos en nuestros puntos débiles, cuidarnos y convertirnos en mejores seres humanos.

En resumen, en estas situaciones de crisis, el optimismo como un fin en sí mismo también puede ser muy peligroso. Lo que no significa entonces enfrentar la realidad con pesimismo, sino con un realismo saludable. Sí, porque para comenzar a modificar la realidad y hacerla girar a nuestro favor, lo primero que debe hacer es mirarla a la cara, sin dorar la píldora.

Para usar las palabras de Stockdale: “Nunca debemos confundir la confianza de que al final tendremos lo mejor, que nunca se pierde, con la disciplina necesaria para enfrentar los momentos difíciles de nuestra vida, los aspectos más brutales de la realidad, sean cuales sean «.

En pocas palabras, queridos amigos, esta es la receta de Stockdale: debemos aceptar la realidad, pero oponernos a nuestro destino.

 

Casaleiz Psicología

644 299 079

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Escríbeme ahora. Te contestaré lo antes posible