Perdón y Reconciliación.

¿Qué no es perdón?

– Perdonar no significa olvidar, porque si olvidamos el error inmediatamente no habría necesidad de perdonar.

– Perdonar no es justificar porque esto implicaría decir que la acción que hemos sufrido es un acto legal por parte de quienes lo llevaron a cabo e incluso en este caso no habría necesidad de perdonar.

– Perdonar no significa cancelar el error inmediatamente y volver a la situación anterior, esto significaría cancelar por completo la acción de aquellos que nos causaron dolor y esto significaría decir que el perdón está dotado de una especie de poder mágico, pero no es así, con El perdón borra las consecuencias que conlleva el mal sufrido, como el resentimiento, el deseo de venganza, pero el dolor que se siente no puede ser cancelado.

¿Qué es el perdón?

Para perdonar, primero es necesario reconocer que usted ha sufrido una acción injusta o inmoral y está sujeto al libre albedrío de la persona que lo cometió.

El perdón es un acto unilateral que la víctima hace porque quiere liberarse de una relación con el culpable dominado por emociones negativas como el resentimiento y el odio, dándose la esperanza de poder curar las heridas infligidas injustamente por el culpable. Además, la persona ofendida al hacerlo también le da a quienes le causaron sufrimiento la oportunidad de liberarse de una imagen de sí mismo como una persona culpable, portador de una deuda con la víctima. Esto libera a ambas personas y es dentro de esta área de libertad que se puede abrir el camino hacia la «reconciliación».

Reconciliacion

Es importante tener en cuenta que puede haber perdón sin reconciliación y que este último es un proceso diádico que involucra tanto a la víctima como al culpable de primera mano.

De hecho, para que tenga lugar la reconciliación, es necesario que la víctima y el culpable estén motivados para reparar su relación mutua y que traduzcan sus intenciones en actos concretos, en comportamientos e intercambios, como para sanar la relación. La reconciliación establece el resultado de una serie de intercambios interactivos entre el individuo ofendido y la persona responsable del acto, a través del cual los dos llegan a recomponer, gracias a un esfuerzo conjunto, su relación mutua.

 

Casaleiz Psicología

Don Cristian 19,4º B

644 299 079

Salir de la crisis. Optimismo vs Realismo

Hay una buena historia que me viene a la mente cada vez que me encuentro inmerso en una situación negativa de la que no sé cómo salir y no sé cuándo terminará. Esta historia me ayuda, porque me recuerda la mejor actitud mental para intentar salir, no sólo ileso, sino también en algunos casos reforzado.

Se llama «La paradoja de Stockdale» y toma su nombre de Jim Stockdale, un oficial del ejército estadounidense que fue a pelear la guerra en Vietnam. Fue capturado y encarcelado durante ocho años.

Ocho años es mucho tiempo: 8 cumpleaños, 8 navidades, 8 privaveras, 8 aniversarios de bodas. Ocho años durante los cuales sufrió aproximadamente 20 torturas antes de que pudiera ser liberado. Sin embargo, Stockdale ha sobrevivido y su historia tiene algunas cosas importantes que enseñarnos, que también nosotros podemos extrapolar y adaptar a nuestra situación.

1. Esperanza.

Como primera lección, Stockdale dijo que durante todo este período nunca perdió la esperanza de algún día poder salir de ese infierno. Personalmente, creo que la esperanza es algo casi mágico, energizante, y ninguno de nosotros debería perder la relación con esta dimensión. Todos tenemos que cultivar esperanzas, tenemos que confiar. A menudo, sin embargo, desesperamos y dejamos todo, ya que son grandes tentaciones.

Para esperar, en cambio, necesitas dedicación, perseverancia, compromiso. Así que espero en el futuro, espero que tarde o temprano entendamos cómo salir de esta situación. Al final, se trata de tener fe, pero no tanta fe en un sentido religioso: fe en el mañana, en lo desconocido, en el futuro. Fe que tarde o temprano esta historia tendrá un final feliz.

2. Atención al optimismo.

La segunda cosa que Stockdale nos enseña es que notó que cuanto más optimista era la persona, menos posiblidades tenía de sobrevivir al cautiverio. Esto parece una contradicción con lo que se acaba de decir, pero en realidad no lo es.

Aquellos que durante el cautiverio de Vietnam, de hecho, no pudieron sobrevivir, fueron los que dijeron: «Vamos, que para la próxima Navidad estaremos fuera». Y luego no sucedió, luego dijeron: «Vamos, todos saldremos para la próxima Pascua, lo lograremos». Pero todavía nada, y luego: «Tal vez sea la próxima Navidad, la próxima Pascua», pero en realidad su expectativa optimista sobre el futuro fue rápidamente ignorada.

Ahora, una actitud positiva de este tipo es el hijo, en mi opinión, de un pensamiento positivo ingenuo, que probablemente a corto plazo ayudó a los soldados a defenderse de la brutalidad de ese presente, pero a largo plazo en realidad no hizo más que aumentar su frustración.Los soldados que defendieron esta filosofía, en otras palabras, no miraron la brutalidad de la situación a la cara y, al final, una decepción tras otra, se dejaron hundir en la apatía, dejándose morir.

Entonces, cuando enfrentamos una crisis y no sabemos cuándo salir de ella o cuándo terminará, tal vez también deberíamos considerar el punto de vista de Stockdale. En otras palabras, no debemos perder el contacto con la realidad, no debemos negar que estamos viviendo una situación terrible, pero al mismo tiempo no debemos perder la esperanza de poder salir de ella.

Por otro lado, ver la realidad tal como es,es la mejor manera de tomar nota de lo que está sucediendo y, por lo tanto, tomar las contramedidas correctas. Es el primer paso para tomarnos de la mano y comenzar a fortalecernos en nuestros puntos débiles, cuidarnos y convertirnos en mejores seres humanos.

En resumen, en estas situaciones de crisis, el optimismo como un fin en sí mismo también puede ser muy peligroso. Lo que no significa entonces enfrentar la realidad con pesimismo, sino con un realismo saludable. Sí, porque para comenzar a modificar la realidad y hacerla girar a nuestro favor, lo primero que debe hacer es mirarla a la cara, sin dorar la píldora.

Para usar las palabras de Stockdale: “Nunca debemos confundir la confianza de que al final tendremos lo mejor, que nunca se pierde, con la disciplina necesaria para enfrentar los momentos difíciles de nuestra vida, los aspectos más brutales de la realidad, sean cuales sean «.

En pocas palabras, queridos amigos, esta es la receta de Stockdale: debemos aceptar la realidad, pero oponernos a nuestro destino.

 

Casaleiz Psicología

644 299 079

Gestos para tener un modo de vida más sostenible.

El estrés de la vida cotidiana puede tener severas consecuencias en la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno. Por ello, es de suma importancia que tengamos la capacidad de tomar el control de los pequeños gestos que pueden modificar nuestra vida de forma positiva. En este sentido, hoy te vamos a explicar cómo tener pequeños gestos para tener un modo de vida más sostenible utilizando el comparador de luz al momento de contratar la luz.

Nuestro hogar es un refugio a la hostilidad del exterior. Y, si bien fuera existen muchas cosas que escapan de nuestro ámbito de acción, dentro de la casa es mayor nuestro margen de maniobra para acondicionar el espacio de forma que sea segura y confortable no solo para nosotros, sino para todos los miembros de la familia.

Utiliza el comparador de luz y reduce el estrés de la elección

No es posible tener una casa armónica y confortable sin energía eléctrica. Como sabemos, en España existen decenas de compañías energéticas con cientos de tarifas disponibles. En este escenario, ¿cómo escoger la más adecuada reduciendo el estrés de la elección? A través del comparador de luz y gas.

Esta herramienta, 100% gratuita y disponible en internet para el uso y goce de cualquier usuario, nos va a permitir comparar todas las ofertas disponibles en el mercado en cuestión de segundos y desde la comodidad del hogar en nuestro tiempo libre.

Contratar la luz desde la comodidad del hogar ¿es posible?

Con el avance de las tecnologías utilizadas en la atención al cliente, ya no solamente es posible utilizar el comparador de luz desde la comodidad del hogar, sino que también es posible contratar la luz con la compañía más barata desde nuestra sala de estar y durante nuestro tiempo libre.

Para ello, bastará con realizar una llamada o ingresar al área de cliente de las páginas webs de nuestras compañías favoritas y, en cuestión de segundos, podremos modificar la tarifa contratada.

¿Tu horario de trabajo es irregular y tu tiempo libre es limitado? No te preocupes. Estas operaciones las podrás realizar las 24 horas del día y los 7 días de la semana como te explicamos en el siguiente enlace: https://www.companias-de-luz.com/contratar-luz/.

Pequeños gestos para tener un modo de vida más sostenible

Tomar el control de los pequeños gestos que nos hacen sentir seguros en nuestra vida diaria es indispensable para el desarrollo de una personalidad madura y equilibrada. En este sentido, ya te hemos facilitado dos trucos prácticos que contribuyen a alcanzar este objetivo: utilizar un comparador de luz y gas, y contratar la luz desde la comodidad del hogar.

Ahora, además de estas sugerencias, existe también otra lista de acciones prácticas que puedes comenzar a aplicar en tu día a día para lograr un modo de vida más sostenible. Veamos:

  1. Instala sensores que permitan apagar las luces de manera automática en caso de no detectar movimiento.
  2. Adquiere una tarifa de servicios que se adapte especialmente a tus necesidades y horarios de consumo.
  3. La iluminación LED es más fresca y económica. Logra los mismos objetivos de confort e iluminación a un menor precio.

¿Te ha sabido a poco? Sigue leyendo aquí.

¿Qué es la terapia ACT?

ACT (Terapia de aceptación y compromiso) es en algunos aspectos psicoterapia «nueva», incluso si los estudios y la investigación tienen más de 30 años de experiencia. ACT es principalmente terapia conductual, donde la acción, la actuación, juega un papel central. Específicamente, es un acto guiado por nuestros valores.

Reanudando lo que informa Russ Harris (2011), “ACT nos pone en contacto con lo que realmente importa en el sentido más amplio: los deseos más profundos de nuestro corazón en comparación con lo que queremos ser y lo que queremos hacer durante nuestro corto tiempo en la tierra. Estos valores servirán para guiar, motivar e inspirar el cambio de comportamiento».

Para ACT es esencial que la persona tome conciencia de sus valores para que se conviertan en la brújula de su vida capaz de guiar, capaz de guiar nuestras acciones, nuestra actuación en el mundo.

Harris también continúa «en segundo lugar, ACT trata sobre la acción consciente, la acción que emprendemos conscientemente, con plena conciencia, abierta a la experiencia y totalmente involucrada en lo que sea que estemos haciendo». Aquí, de hecho, Harris se refiere a la actuación, a la acción, pero también dice que tal acción es una acción consciente: nuestra acción no está guiada por el «piloto automático» (como estamos acostumbrados a hacer casi mecánicamente) sino es una elección consciente en línea con nuestros valores. Además, también dice abierto a la experiencia, es decir, dispuesto a aceptar la experiencia, sea lo que sea agradable o desagradable y, sobre todo, involucrado en las cosas que están presentes; en contacto y conectado con el aquí y ahora. Volviendo nuevamente a Harris, «uno de los mensajes fundamentales de ACT es: aceptar lo que está fuera de control personal y participar en acciones que enriquezcan la vida».

El propósito de ACT, como psicoterapia, es ayudar a las personas a crear una vida plena, rica y significativa al aceptar el dolor que la vida inevitablemente trae consigo.

¿Cómo nos ayuda ACT? ¿Qué haces en la sesión?

Durante una terapia basada en ACT, la persona adquiere habilidades psicológicas para manejar y relacionarse con pensamientos, emociones y sensaciones dolorosas de manera efectiva, para que tengan un menor impacto e influencia en sus acciones. Estas habilidades se llaman habilidades de aceptación.

Además, se ayudará a la persona a aclarar cuáles son sus valores, es decir, qué es realmente importante y significativo; se le ayudará a usar este conocimiento para guiarse, establecer metas y tomar acciones que enriquezcan su vida. En cambio, estas habilidades se llaman habilidades de cambio.

En ACT, la inflexibilidad psicológica se distingue de la flexibilidad psicológica. Con respecto a estas dos condiciones, es posible identificar los procesos que contribuyen a una u otra condición.

1) Fusión cognitiva vs defusión cognitiva.

2) EVITACIÓN VS ACEPTACIÓN.

3) Dominio del pasado y futuro vs estar en contacto con el momento presente.

4) Apego al yo conceptualizado versus el yo como contexto.

5) Falta de contacto con valores vs conexión con valores.

6) Acciones factibles vs acciones factibles y comprometidas.

Los procesos a la izquierda describen la inflexibilidad psicológica: por ejemplo, cuando se enfrenta a una situación de exposición social, una persona puede pensar «¡Voy a hacer el tonto! ¡Todos se burlarán de mí! Soy incompetente «y siento una fuerte emoción de ansiedad y dado que no tolera esta emoción y los pensamientos conectados, evita exponerse a la situación social y por no tener tales estados internos puede tomar sustancias (alcohol o drogas) o tratar de suprimir mentalmente sus pensamientos.

En este ejemplo, se describe una situación dominada por los procesos de izquierda: la fusión (vínculo) con los pensamientos; evitación experiencial, es decir, la falta de exposición a la situación y el intento de suprimir los pensamientos; de hecho, las acciones implementadas: la ingesta de sustancias; desconexión con los valores de uno y el momento presente, la persona se proyecta hacia el futuro.

Específicamente cuando estamos en una situación de

1) FUSIÓN COGNITIVA nuestros pensamientos se experimentan como

  • verdades absolutas
  • reglas o comandos a ejecutar
  • amenazas de las que deshacerse
  • algo que está sucediendo en el aquí y ahora, aunque se refiere al pasado o al futuro
  • algo importante que requiere toda nuestra atención

2) EVITAR LA EXPERIENCIA: tratar de deshacerse, evitar o escapar de las propias experiencias privadas no deseadas, como los pensamientos, las emociones y los recuerdos. Es lo contrario de la aceptación.

3) AUTO CONCIENCIACIÓN LIMITADA: la fusión y la evitación experiencial conducen a una pérdida de contacto con el aquí y el ahora, se transporta al pasado, rumiando o reflexionando en el futuro. Ponerse en contacto con el mundo actual incluye el mundo exterior y dentro de nosotros.

4) SELF CONCEPTUALIZADO: significa fusionarse con la propia descripción de uno mismo, con la propia historia, cuando comenzamos a pensar que somos nuestra historia y como si esos pensamientos y recuerdos fueran la verdadera esencia de quienes somos

5) FALTA DE CLARIDAD Y CONTACTO CON LOS VALORES: nuestros valores se pierden, se descuidan o se olvidan; Esto implica que no podemos usarlos como guías efectivas de nuestros valores.

6) ACCIONES INFÁTILES: son patrones de comportamiento que nos alejan de una vida consciente y valiosa. Son esquemas de acción que no contribuyen a hacer la vida más rica, plena y significativa, sino que las luchas aumentan los conflictos o bloquean. (acciones impulsivas, reactivas o automáticas en lugar de acciones conscientes, reflexivas y proactivas).

Por otro lado, en la DEFUSIÓN la persona reconoce que un pensamiento:

  • puede o no ser verdad
  • no es una regla o comando que DEBES obedecer
  • definitivamente no es una amenaza
  • No es algo que esté sucediendo en el mundo físico: UN PENSAMIENTO ES SOLO UN PENSAMIENTO, es una historia, un relato que te cuentas.
  • podemos elegir cuánta atención prestarle podemos permitirle ir y venir sin la necesidad de retenerlo o reprimirlo.
  • EN ACEPTACIÓN: se permite que nuestros pensamientos y emociones sean como son, independientemente de si son agradables, desagradables o dolorosos, se abren a ellos creando un espacio, dejando la lucha con ellos y dejándolos ir y venir naturalmente. El objetivo es poder tener experiencias privadas dolorosas, siempre y cuando esto nos permita actuar de acuerdo con nuestros valores.

  • En CONTACTO CON EL MOMENTO ACTUAL: estamos aquí y ahora, plenamente conscientes de la experiencia que estamos experimentando.

  • En el SELF ‘COMO CONTEXTO: no es un pensamiento o un sentimiento, sino un «punto de vista» desde el cual podemos observar nuestros pensamientos, sentimientos, sensaciones. Es el espacio psicológico en el que podemos notar nuestra experiencia interna sin involucrarnos en ella.

  • Al CONECTARSE CON LOS VALORES: estar conectado con los valores, es decir, con declaraciones sobre lo que queremos hacer con nuestra vida, con lo que queremos comprometernos y cómo queremos comportarnos continuamente. Son nuestros principios rectores, nuestras brújulas.

  • ACCIONES POSIBLES: significa tomar esquemas de acción guiados por nuestros valores, haciendo lo necesario para vivir de acuerdo con nuestros valores.

ACT es una psicoterapia conductual que se caracteriza por ser una terapia basada en evidencia; En la literatura existen más de 150 estudios que han demostrado su efectividad. ACT ha demostrado ser una terapia efectiva con una amplia gama de problemas: depresión, trastorno obsesivo compulsivo, fobia social, trastorno de ansiedad generalizada, esquizofrenia, trastorno límite de la personalidad, estrés laboral, dolor crónico, abuso de sustancias, adaptación psicológico para el cáncer, la epilepsia, el control de peso, el abandono del hábito de fumar y el autocontrol de la diabetes (Bach y Hayes, 2002; Bond y Bruce, 2000; Brown et al. 2008; Bransetter et al. 2004 y otros estudios)

¿Para quién es adecuado ACT? Harris responde: «… ¿puedes pensar en alguien para quien ACT no sea apropiado? Quién no se beneficiaría de estar más presente psicológicamente; más en contacto con sus valores; más capaz de hacer espacio para los sufrimientos de la vida; más capaz de desactivarse de pensamientos, convicciones y recuerdos; más capaz de implementar un comportamiento efectivo en presencia de angustia emocional; ¿más habilidoso para participar plenamente en lo que está haciendo y más capaz de apreciar cada momento de su vida, independientemente de cómo se sienta? La flexibilidad psicológica trae todos estos beneficios y más … «

Te espero en Calle Don Cristian 19,4º B,29007 Málaga

Carlos Casaleiz

Psicólogo

644 299 079

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Escríbeme ahora. Te contestaré lo antes posible