Premios y castigos vs consecuencias naturales o lógicas: cómo educar mejor a su hijo/a.

 

La mayoría de los psicólogos y psicólogas creemos que el uso de los castigos (así como las recompensas) inhiben el desarrollo de la autodisciplina. A menudo, los padres y madres usan estas soluciones, pero al hacerlo, se les niega la oportunidad de crecimiento, de tomar decisiones incondicionales, de asumir responsabilidades. En lugar de aprender a analizar las diferentes situaciones, el niño/a tenderá a tener conductas dictadas por lo que podría ser la reacción del adulto: la recompensa o el castigo.

Muy diferente es el modelo educativo en el que se enfoca en comprender las consecuencias naturales o lógicas, motivando y explicando cada situación que se presenta. Con este método definitivamente más socrático, los niños/as aprenderán a tomar decisiones responsables y no forzadas y los ayudarán a ser independientes sin el uso de gritos, castigos o amenazas.

Los niños/as ya no actuarán por miedo al castigo. El uso de las consecuencias naturales llevará a los niños/as a tomar las decisiones correctas porque sabrán cuáles son las consecuencias de sus acciones. De esta manera, los niños/as tendrán la oportunidad de aprender del orden natural de las cosas.

Es esencial que los niños/as puedan ver la conexión entre la acción y las consecuencias para comprender el impacto que tienen sus decisiones, tanto sobre ellos mismos como sobre los demás.

Analizamos cuándo utilizar consecuencias naturales o lógicas.

En cuanto a las consecuencias naturales, es posible reemplazarlos con castigos con todo tipo de comportamiento.

Aquí hay algunos ejemplos para ayudarle a entender los métodos educativos.

  • Estás a punto de salir al parque y tu hijo/a se niega a ponerse los zapatos. Consecuencia natural: debe sentarse con usted en lugar de jugar porque no es seguro correr al patio de recreo sin zapatos
  • El niño/a corre por la casa. Consecuencia natural: un objeto se rompe porque es golpeado y para reembolsarlo se usará el dinero que ha guardado o su dinero de bolsillo semanal.
  • Durante la comida el niño/a tira toda la comida al suelo. Consecuencia natural: no podrás comer.
  • El niño/a no recoge su ropa interior. Consecuencia natural: no se podrá lavar y como consecuencia no la encontrará limpia.

Sin embargo, sucede que nos enfrentamos a situaciones que no tienen una consecuencia natural inmediata o que están muy lejos en el futuro para ser eficaces (por ejemplo, no querer lavarse los dientes llevará a una futura caries, pero no tiene consecuencias inmediatas)

En estos casos podemos confiar en las consecuencias lógicas creadas por los adultos.

Aquí hay algunos ejemplos de consecuencias lógicas:

  • El niño juega en el jardín y le pediste que prestara atención a las flores, pero todavía las pisotea. Consecuencia lógica: pedirle que entre. Si él no puede ser respetuoso con tu jardín, ni siquiera podrá jugar con él.
  • Tu hijo empuja a otro niño en el parque. Consecuencia lógica: explíquele a su hijo que no puede confiar en él y que se quedará con usted hasta que esté seguro de que jugará con calma y seguridad sin empujar a otros compañeros.
  • Tu hijo se enfada cada vez que tiene que recogerlo de la casa de un amigo. Consecuencia lógica: rechace la próxima invitación a jugar con amigos y explíquele a su hijo que ya no puede ir hasta que pueda jugar y abandonar la casa de su amigo con calma.

Elegir cómo educar a sus hijos es algo muy personal e incluso complicado. Esta es una excelente alternativa a los métodos tradicionales y sus hijos crecerán de manera independiente y podrán tomar las decisiones correctas.

Psicólogo Te Motivan

Hilera 8, Málaga

Carlos Casaleiz

650484484

Love Addiction: ¿Amor o adicción? Casaleiz Psicólogo Málaga

El comienzo de una historia de amor es pasión, unión, es el fuego que quema. Y es normal que dos personas se vean tanto y que quieran estar juntas. Por otro lado, la pareja comienza a formarse, que también incluye la suma de las partes individuales. Con el tiempo, la relación se consolida, las raíces se unen y la distancia se tolera mejor. Pero a veces sucede que uno de los dos miembros puede caer en una adicción real, casi una obsesión. Tomado de sus propias inseguridades, o de profundas razones psicológicas independientes de la pareja, no deja a la otra libertad e individualidad: es el caso en el que empezamos a hablar de dependencia patológica.

En inglés, el término addiction se refiere a una condición general en la cual la dependencia psicológica conduce a la búsqueda del objeto de interés, sin la cual la vida perdería valor. Sin embargo, debemos distinguir entre «amor romántico» y «dependencia emocional». Xu y sus colaboradores (Xu, Aron, Brown, Cao, Feng y Weng, 2011) consideran el amor romántico como una parte natural del imperativo biológico de la reproducción humana, que incluye la reorganización de prioridades, un aumento de la energía y sentimientos de euforia. cambios de humor, respuestas del sistema nervioso simpático, como sudoración y palpitaciones cardíacas, deseo sexual elevado y posesividad sexual, pensamientos obsesivos sobre el otro, deseo de unión emocional, gestos de afiliación, comportamiento orientado a un propósito y una motivación intensa para obtener y mantener el vínculo. Si estos comportamientos se vuelven rígidos e inflexibles, uno entra en la dependencia que produce todas las características de las dependencias reales. ¿Cómo podemos salir de la dependencia emocional?

¡No es una situación rara y nos puede pasar a nosotros también! Cuántas veces se dice que la pareja ha «escapado». Si ve que le está sucediendo a usted también, pregúntese por qué vive una relación mórbida, hecha de un vínculo continuo, que no deja espacio ni para usted ni para su pareja, a fin de hacer que su relación caiga en un estado de crisis perpetua. Podría comenzar a poner en práctica algunas técnicas que se utilizan en psicoterapia: que se enfrentan a situaciones que lo ponen ansioso. Si entras en pánico cuando él/ella se aleja, te alejas. Olvídese de eso por unas horas, pase un fin de semana con amigos o amigas, pase un tiempo con su familia, practique deportes o tenga un pasatiempo.

Cultive su autonomía, sea una persona con la capacidad y el poder de decisión de su vida, esto hará ser una persona más segura y centrada. ¡Y la relación de pareja también mejorará!

 

Psicólogo Centro Te Motivan

Hilera 8, Edificio Scala 2000

650484484

Escríbeme ahora
Powered by